lunes, 31 de diciembre de 2012

20 consejos para comenzar el Nuevo Año

Añadir leyenda

¿Ya hicieron su lista de resoluciones para el año nuevo?

Les confieso que Yo no. Ya tengo bastantes presiones diarias como para echarme encima mucha más. En su lugar, preparé una lista de veinte (20) consejos para disfrutar la vida*, que les entregué a mis hijos para que esta sea su guía en este nuevo año, y toda la vida,  y sean algo así como sus “resoluciones”.

 

Denle una miradita y traten de identificar aquellas cosas que estamos dejando de hacer y que pudieran darnos algo de las riquezas que la vida tiene para nosotros.

 

1-      Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el alma.

2-      Al despertar cada mañana, hazte un propósito para el día.

3-      Vive con las tres E’s: energía, entusiasmo y empatía.

4-      Juega más que el año pasado.

5-      Lee más libros que el año pasado.

6-      Sueña más mientras estás despierto.

7-      Siéntate en silencio por los menos 10 minutos cada día y medita.

8-      Contempla la naturaleza al menos una vez al día y date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea.

9-      Trata de hacer reír a por lo menos tres personas cada día.

10-   No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quienes amas.

11-   Sonríe y ríe más.

12-   La vida es una escuela y estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones y lo que aprendes de estos es para toda la vida.

13-   La vida es muy corta como para perder el tiempo odiando a alguien.

14-   Haz las paces con el pasado y así no arruinará tu presente.

15-   Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú mismo.

16-   No tienes el control de todo lo que te sucede, pero sí de lo que haces con ello.

17-   Aprende algo nuevo cada día.

18-   La envidia es una pérdida de tiempo; tú ya tienes todo lo que necesitas.

19-   Al acostarte en la noche da gracias por lo recibido y logrado en el día.

20-   Disfruta el viaje. Solo tienes una oportunidad.

 

 Ahí los tienen. Sáquenle el máximo y sean felices.

Aprovecho para darles las gracias por leerme, seguirme y  apoyarme durante este año.

 

*Estos consejos los he sacado de: La vida, mi esposa, mis padres, mis amigos, compañeros de trabajo, de la Iglesia, del facebook (jeje), en fin, que de todos he sacado un poquito.

jueves, 20 de diciembre de 2012

El fin del Mundo


Hoy, al llegar a la casa luego del trabajo, noto a mis hijos un poco ansiosos. Estaban cuchicheando y en sus rostros pude captar algo de miedo. Algo sucede aquí.  Fue lo que pensé. Así que hay que averiguar.

─ ¿Qué les pasa chicos?─ pregunté.

La Chiqui, que es la más vocal de los dos, me dijo:

─Papi, ¿es verdad que el mundo se acaba mañana?─

Ahhh, conque eso es lo que sucede. Pensé.

─Bueno, la realidad es que el fin del mundo es todos los días.─ les dije.

─ ¿Cómo?─ preguntaron.

─ Pues cuando una persona muere, ese es el fin del mundo para esa persona. Como ustedes no saben cuando se van a morir, pues todavía no es el fin del mundo. ─

─Sí Papi, pero ¿porqué la gente está diciendo que mañana es el fin del mundo para todos?.  Que todos nos vamos a morir.─

─Eso no es así. Nadie, absolutamente nadie sabe la fecha del fin del mundo. Chicos, los que piensan así son personas con “sequía espiritual”. ¿Qué les parece si buscamos en la Biblia?

Fui a mi habitación y busqué la Biblia en Mateos 24, 36. Y esto es lo que dice:

“Por lo que se refiere a ese día y cuando vendrá, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles de Dios, ni aún el Hijo, sino solamente el Padre.”
La Chiqui leyendo de la Biblia
©2012-Carlos Torres

 

 

─Bueno chicos, ahí lo tienen. Nadie sabe el día ni la hora. Los que piensan que mañana es el fin del mundo le creen más al Hombre que a Dios. Yo le creo más a Dios, ¿y ustedes?
 
 
 

martes, 13 de noviembre de 2012

Perdiendo también se gana

¿Quién no ha perdido alguna vez mientras intenta alcanzar una meta? Todos, es la respuesta. Si para nosotros los adultos es frustrante, para un niño lo es más.

Les cuento que mi hija se inscribió en un equipo de fútbol desde el pasado mes de agosto y era la primera vez en su vida que pateaba un balón. Pero eso no era impedimento. Tampoco lo era para los demás miembros del equipo. Ninguno había jugado al fútbol alguna vez.

El equipo se inscribió en la Liga Metropolitana y se enfrentó a equipos formados hace años, con chicos y chicas que juegan desde muy pequeñitos, así que ya se imaginan, comenzaron el torneo perdiendo todos los partidos.

Cada vez se les veía más decepcionados, frustrados.

Un día, al finalizar el partido ─sí, volvieron a perder─ la Chiqui se sentó en el campo y se echó a llorar. De inmediato salí corriendo, me acerqué y le pregunté:

©2012-Carlos Torres

─¿Qué te pasa mi amor?─

─No es justo─ contestó.

─¿Qué no es justo?─ le pregunté.

─Que siempre perdemos. Ya estoy cansada de perder. Quiero ganar aunque sea un juego.─

─Lo sé. No es fácil. Pero tienes que ver que ustedes son un equipo nuevo, que nunca habían jugado este deporte y que están jugando con chicos y chicas que los aventajan en experiencia y en edad. Tu equipo está compuesto por niños y niñas que en su mayoría tienen nueve años, cuando la categoría es de once.─

─Somos unos loosers─ me dijo con sentimiento.

Hasta ahí llegamos. No iba a permitir que usara esas palabras y mucho menos que se las creyera. Así que de inmediato me vino a la mente unas palabras que alguna vez leí en el libro Actitud de vencedor, de John Maxwell y se las repetí.

─Mira Chiqui, el fracaso no significa que eres una fracasada; significa que todavía no has triunfado. Hay que seguir intentando.

El fracaso no significa que no has logrado nada; significa que has aprendido algo.

El fracaso no significa que eres inferior; significa que no eres perfecta.

El fracaso no siginifica que has perdido el tiempo; significa que tienes una excusa para comenzar otra vez y todas las veces que sea necesario.

El fracaso no significa que debes darte por vencida; significa que debes tratar con más fuerzas.

Y por último, el fracaso no siginifica que nunca lo lograrás; significa que debes tener paciencia─

Acto seguido, levantó la vista y con sus ojitos aún mojados por las lágrimas, me regaló una bella sonrisa.

─¿Cómo te sientes ahora?─ le pregunté.

─Mucho mejor. Me siento como una ganadora.─
©2012-Carlos Torres
Actitud de ganadora
─Essso esss. Dame cinco─ mientras chocamos las palmas.

El milagro ocurrió en el juego siguiente. Al parecer la Chiqui inyectó a sus compañeros con una dosis de positivismo y rompieron la mala racha. Al final del torneo se alzaron con la victoria en tres ocasiones. Para mí, son unos campeones.

¿Qué aprendí de esto?
Hay que estar siempre para los hijos. Son en los momentos difíciles cuando más nos necesitan y debemos estar allí para abrazarlos, apoyarlos y levantarles el ánimo. En fín, que todos los que alguna vez lograron algo, primero tuvieron una cadena de fracasos. Que nada nos haga retroceder.

martes, 23 de octubre de 2012

10 cosas que jamás le diré a mi hijo adolescente


El otro día, viendo la película Yes Man, me puse a pensar en como sería si yo me convirtiera en un Yes Dad y complaciera a mi hijo en todo lo que pidiera, ahora que ha entrado a la adolescencia. Siempre hay quien piensa que hay que darles lo que a nosotros nos faltó. Pero cuidado, eso puede tener un alto precio. Muchos podemos tener las mejores intenciones, pero podemos terminar malcriando a nuestros hijos.
  
A continuación les presento un listado de las diez cosas que jamás le diría a mi hijo, espero no aflojar rodillas.



1-     Aquí tienes mi tarjeta de crédito con límite de $50 mil. Úsala a tu antojo.
2-     Que tienes un “party” de tu clase! Claro que puedes ir. Es más, me llamas como a las 6 de la mañana y voy y te recojo.
3-     ¿Quieres un teléfono? Te compro el iPhone 5© con un plan de data ilimitada, llamadas internacionales y mensajes de textos ilimitados.
4-     ¿Que te quieres hacer un tatuaje? Suuuper cool. Vamos juntos y nos lo hacemos.
5-     Me voy de viaje con tu Madre. Te quedas solito y  si quieres puedes hacer una fiesta. Te contrato una banda.
6-     Que no quieres ir a la Universidad y hacerte de una carrera para ganarte la vida? Relax, quédate a vivir con nosotros y te cubro tus gastos.
7-     ¿No quieres limpiar tu cuarto? Tranquilo, te contrato una ama de llaves.
8-     ¿Necesitas vacaciones? Te vas para Europa con gastos pagos y de paso te llevas a dos de tus mejores amigos.
9-     ¿Aburrido del menú de tu Madre? Te contrato un chef personal para que complazca cada uno de tus caprichos.
10- ¿Que quieres unos tennis Nike© de $150 dólares? Te compro tres pares para que los alternes.



Como ven, todo tiene un límite. Estoy claro que hay cosas de esta lista que mi hijo llegará a hacer, pero será cuando sea adulto. Mientras viva bajo mi techo, “my rules”.

¿Y tú, qué añadirías a este listado? 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

domingo, 30 de septiembre de 2012

Papá, ¿cómo se besa a una chica?


Oficialmente mi hijo ha entrado a la adolescencia, etapa que promete mantenerme ocupado leyendo e investigando sobre todos los cambios que le están ocurriendo. Uno de esos cambios es que verá a las chicas de otra forma. Ya no será como “molestosas”, sino que  se sentirá atraído por ellas.

El otro día iba en el auto con él cuando de repente me soltó la bomba.


─Papá, ¿cómo se besa a una chica?preguntó. 
Abrí los ojos como vaca que va pa’l risco y empecé a gaguear.

─Ehhh, ehhh, ehhh, ¿por qué quieres saber?le pregunté con cierta ansiedad.

─Pues porque quiero saber. Eso es todo.


Diosss!  Con tantos tíos y con mayor millaje, me pregunta a mí. Jajaja. Bueno, pero a fin de cuentas soy su padre y es a mí a quien le corresponde. Así que, luego de respirar profundo e invocar al universo algo de inspiración, esto fue lo que le contesté:


©2012-Carlos Torres
─Bueno mi Rey, besar es una forma de expresarle a alguien el amor que sientes por ella. Hay diferentes formas de besar, pero en realidad, un buen beso depende del momento indicado.  Una vez se dé el momento, debes acercarte lentamente a la persona y poco a poco a su boca, mirándola fijamente a los ojos. Cuando tengas tus labios sobre los de la otra persona, cierra tus ojos y bésala suavemente (no seas brusco). Luego te despegas un poquito, abres tus ojos y mira como ha reaccionado tu pareja. Si le gustó, te aseguro que te volverá a besar. ¿Entendiste?

─Eso creo, ¿pero qué pasa si esa chica no me conoce?─preguntó ingenuamente.

─Jajaja, pues prepárate a recibir un buen *pescozón.


Ambos nos reímos a carcajadas y seguimos nuestro camino.


¿Qué aprendí de esto?

Aprendí que este tipo de conversaciones son el resultado de haber trabajado en ganar su confianza y que sea yo su mayor y mejor fuente de información.


*cachetada, bofetada

martes, 11 de septiembre de 2012

El Niágara en bicicleta


¿Quién no se acuerda cuando aprendió a correr bicicleta sin las rueditas de atrás? ¿Recuerdas que estabas asustado? ¿Recuerdas a tu Padre gritándote “¡Pedalea, pedalea!”? Pues ahora es mi turno de enseñar.

Para unas Navidades, mis hijos pidieron bicicletas y las recibieron. Yo, como todo padre, comencé la tarea de enseñarles, pero mi viejo nunca me dijo que era tan difícil. Así que decidí volver a instalar las famosas rueditas.
Un día, mi hijo salió a correr su bici -aún con las rueditas de atrás- y a los pocos minutos regresó furioso.

─Estúpida bicicleta─gritó.
─¿Qué pasó?─le pregunté.
─Esos niños me dijeron que me veo tonto con las rueditas. Ya no quiero correr más bicicleta─reaccionó.

Fue tan serio el asunto para él, que estuvo dos años si volver a intentarlo.

En todo ese tiempo, insistí y lo motivé pero no tuve éxito.

Confieso que me sentí frustrado. Pensé que había fallado como padre en enseñarle algo tan básico.

Luego, durante este verano, la Chiqui se motivó y lo logramos. Salió corriendo su bicicleta en dos o tres días. Su hermano agarró su bici y  finalmente decidió intentarlo. Yo, ni corto ni perezoso, comencé con mi special project.

Luego de haber trotado el equivalente al maratón de Nueva York -sin rebajar ni una onza de mi panza- con la espalda doblada -aún me duele- y agarrando su asiento por la parte de atrás, finalmente lo logró.

Todo era cuestión de tiempo y paciencia.

Les comparto el video de tan maravilloso momento.
 

 




lunes, 6 de agosto de 2012

Te regalo un cuento


Hay un refrán que dice: “hijo de gato, caza ratón”. Con esto les quiero decir que cuando los hijos nos ven hacer cosas, nos quieren imitar. Un ejemplo de esto es que la Chiqui me ha visto escribiendo y ella también se ha interesado en escribir. La diferencia es que yo no soy escritor, sino más bien un narrador de los eventos de mis hijos. Ella en cambio, sí es una escritora porque todo lo que escribe es producto de su imaginación, y eso no es fácil.


Otra cosa que ha empezado a imitar es hacer obras de caridad, ya que su madre se involucra en muchos proyectos de esta índole (shhhh, que mi esposa no se entere porque no le gusta que nadie sepa que lo hace). Un ejemplo de esto sucedió el pasado 21 de julio de 2012 en el Hospital de Niños San Jorge.


Allí nos dimos cita por invitación de  una organización sin fines de lucro llamada Un rayito de sol en tu habitación para entregar una mochila, que en su interior tuviese artículos escolares, a los pacientes del piso de oncología. Mi esposa y una compañera de trabajo prepararon  una y fuimos a entregarla.

Nos acomodamos junto a la mesa y cuando venían los niños les entregábamos la que más les gustara.


De repente, llega este angelito en brazos de su padre. Una niña de algunos cuatro años, con los ojos más hermosos que he visto y con una mirada tierna. Buscaba entre las mochilas y al fin encontró la que le gustaba.


En ese instante noté que mi hija buscaba algo en su cartera. De ella sacó unos papeles y se dirigió al padre de la niña:


─Permiso, ¿le puedo regalar un cuento a su hija?, preguntó.

─Claro, dijo él.


Es aquí que se me formó un nudo en la garganta y me emocioné muchísimo. La Chiqui se desprendió de uno de sus cuentos para regalárselo a aquella pequeña.


Le entrega el cuento a la niña y le dice:

©2012-Carlos Torres

─Dile a papá que te lo lea cuando te sientas un poquito mal para que te alegre.


Luego se acerca al padre y le dice:


─Por favor, léaselo para que se sienta mejor.

─Así lo haré, no te preocupes.


Yo, al ser testigo de aquello, no me pude sentir más orgulloso de mi hija.


De regreso a casa vamos hablando de la actividad y de repente la nena me pregunta:


─Papi, ¿Cuál es tu propósito en la vida?


Uff, que fuerte la preguntita. Demasiado profunda para una niña de su edad.


─Ehh, pues pienso que protegerlos, amarlos, darles una buena educación y muchas cosas más. ¿Y el tuyo, cuál es?, le pregunté.


─Ser feliz y hacer feliz a los demás.


Wow, y bien que sí. Acababa de darme el mejor ejemplo al regalarle un cuento a aquel angelito, que lo recibió con una enorme sonrisa.


¿Qué aprendí de esto?


Lo que sembramos es lo que cosechamos. Sigamos siendo buen ejemplo para nuestros hijos y de seguro las cosas mejorarán.





viernes, 15 de junio de 2012

Papá, ¿qué es sex offender?


En días recientes, mi hijo tomó mi teléfono para, como es su costumbre, jugar. Pero antes de abrir algún juego se dedicó a revisar todas las aplicaciones que tengo en el celular, cuando de repente me pregunta:

─Papá, ¿qué es sex offenders?─
© 2012-Carlos Torres

Eah rayete ! Me fastidié, ahora hay que explicar.

─¿Porqué preguntas papi?─

─¿Por que está en tu teléfono?─

Ahora sí que no hay escapatoria. Le tengo que decir para que aprenda.
Aproveché y llamé a la chiqui para hablarles a los dos.

─Bueno chicos. Un ofensor sexual es una persona que le gusta tocar de manera impropia a los niños─

─¿Y qué es impropia?─ Preguntó la nena

─Ehhh, pues que le gusta tocar las partes privadas de un niño o niña─

─¡QUÉEEEEE!─ Gritó mi hijo

─No solo eso. Pueden pedirle al niño o niña que le toquen sus partes, o peor aún, que le besen sus partes o hasta penetrar el ano o la vagina con su pene─

─¡ESO ES ASQUEROSO!─ Dijo él

─Lo sé mi amor y por eso se los digo, para que no les pase eso. Quiero que entiendan que nadie, absolutamente nadie, les puede tocar sus partes ni pedirles que le toquen las partes a otra persona. Ni papá, ni mamá, nigún familiar lo puede hacer. Solo si están enfermos y un médico los tiene que ver, pero frente a mí o frente a mamá. Bajo ninguna otra circunstancia los pueden tocar. ¿Está claro?─

─Sí, papá.─ Dijeron casi al unísono

─Chicos, por eso tengo esas aplicaciones en el teléfono, porque me indica si hay un ofensor sexual cerca de nosotros y hasta me muestra una foto para que lo pueda identificar.

Al final de toda la charla, mi niño me dijo:

─Gracias por protegernos papá. Y que bueno que tienes esa aplicación. ¡Eres el mejor padre del mundo!



© 2012- Carlos Torres


¿Qué aprendí de esto?

Aprendí que no hay que tener miedo de hablar estos temas con tus hijos. Sería peor no hacerlo. Tenemos que protegerlos y valernos de todo lo que esté a nuestro alcance para lograrlo. Les recomiendo que si pueden, obtengan estas aplicaciones gratis para sus teléfonos. Mas vale precaver que tener que remediar.

Pueden dejar un comentario.

viernes, 8 de junio de 2012

¿Y tu agüela, aonde ejtá?


(¿Y tu abuela, dónde está?)

¿Quién no ha escuchado antes esta frase? En Puerto Rico es bien común y la utilizamos para, de cierta forma, recordarnos que venimos de una mezcla de tres razas, el indio taíno, el español y el negro africano.

Bien, se preguntarán por qué hablo de esto. Pues les cuento. Mi hijo estaba pasando unos días con su abuela (mi Santa Madre) y de repente le sale con la siguiente pregunta:

─Abuela, ¿Tío Javi salió de tu barriga o es adoptado?  preguntó con su habitual ingenuidad.

A mami le da un ataque de risa.

─JAJAJAJA .  ¿Porqué preguntas papi?

Tío Javi y sus hermanos
©2012-Carlos Torres
─Pues, porque mi papá y mis otros tíos son blancos y tío Javi es negro. 

─JAJAJAJA (Aún no se compone). Dame un momento y te explico.

Pasaron unos minutos y cuando al fin se le pasó la risa, le contestó lo siguiente:

─Mi amor. Tío Javi salió de mi barriga y no es adoptado. Eso se llama genética. Hay cosas que heredamos y otras que no. Así como tu papá heredó mi color de ojos, tío Javi heredó el color de piel de mi mamá y de mi tío Virgilio.

Cuando tú seas grande,  te cases y tengas hijos, pues quizás ellos hereden tu color de ojos o el de los míos y hasta es posible que hereden el color de piel de tu tío o de tu bisabuela. ¿Entendiste?

─ Eso creo

Mi padre, quien estaba presente, no paraba de reír y tomó el teléfono para intentar contarme lo sucedido. No fue hasta unos minutos después que se calmó y pudo decirme, aún entre risas, la ocurrencia de mi hijo.

Yo les confieso que estuve casi 10 minutos riéndome e imaginándome la escena. Al final, el chico nos hizo el día.

Y ahora te pregunto yo, ¿y tu agüela, aonde ejtá?

viernes, 1 de junio de 2012

Papá, ¿porqué ustedes nos tienen en tantas cosas?


Alguien me dijo una vez:
─“Chico, ¿cómo ustedes sacan tiempo para tener a los chicos en tantas cosas?”.
─”Pues sacándolo”, contesté con cierto sarcasmo
─”Es que yo no tengo tiempo para nada de eso” me comentó

Pues les diré que ese comentario en cierto modo me incomodó, puesto que cuando uno quiere, hace cualquier sacrificio por sus hijos. A mi esposa y a mí nadie nos puede hablar de que no tienen tiempo para que sus hijos participen de actividades extracurriculares. Repasemos nuestro calendario en una típica semana.

©2012-Carlos Torres
Lunes
·        Escuela de 8am a 5pm
·        Natación (pm)
Martes
·        Escuela de 8am a 5pm
·        Terapia del chico (pm)
·        Soccer de mi chiqui (pm)
Miércoles
·        Escuela de 8am a 5pm
·        Natación (pm)
·        Clases de guitarra de la chiqui (pm)
Jueves
·        Escuela de 8am a 5pm
·        Terapia del chico (pm)
·        Soccer de mi chiqui (pm)
Viernes
·        Escuela de 8am a 5pm
·        Boyscouts (pm)
Sábado
·        Soccer de la chiqui
·        Terapia del chico
·        Ballet de la nena
·        Boyscouts
Domingo
·        Iglesia
·        Almuerzo familiar
·        Pasear con los chicos

Estas son las actividades fijas de la semana, pero siempre surgen cosas que hay que acomodar en el calendario y los que son padres saben como es. Ahora que nadie me diga que no se puede.

Cuando discutía este calendario con mi esposa, la chiqui nos escuchó y preguntó:
─Papá, ¿porqué ustedes nos tienen en tantas cosas?
─Bueno, porque ustedes lo han pedido.
─Oh no, porque en el ballet ustedes me pusieron cuando yo tenía tres añitos y eso yo no lo decidí.
─Jajajaja, tienes razón. Pero te gusta y no quieres que te saquemos. En todo lo demás ustedes lo han pedido. Y contestando tu pregunta, papá y mamá los tienen en tantas cosas porque compartimos tiempo juntos, y mientras más cerca está papá, más lejos están las drogas, las malas influencias y otras cosas negativas.





¿Qué aprendí de esto?
Para todo hay tiempo en la vida. Solo es cuestión de programarse. Al final, a todo se le saca provecho y en un futuro sus hijos se lo agradecerán.

Cuéntame, ¿qué haces tú para compartir con tus hijos? Puedes dejar un comentario.

jueves, 10 de mayo de 2012

Papi, ¿porqué el boxeo es un deporte?


En días recientes se dio la tan esperada pelea de boxeo entre el puertorriqueño Miguel Cotto y el estadounidense  Floyd Mayweather .  Unos amigos nos invitaron a verla en su casa y aceptamos la invitación.

Allí estábamos, sentados frente al televisor con los nervios de punta esperando el inicio del combate. Suena la campana e inicia la pelea. Cotto entra directo alternando golpes al rostro y al cuerpo. Sin embargo el contraataque del estadounidense fue efectivo.

A medida que pasaban los rounds se hacía evidente el castigo que ambos púgiles estaban recibiendo. De repente, ¡Bam!,  gancho de derecha de mi chiqui con una de sus famosas preguntas:

─ Papi, ¿porqué el boxeo es un deporte si se dan golpes?

©2012-Carlos Torres
─Ehhhh, no sé.

─Y entonces, ¿escogen personas que se odien mucho?

─No sé. ¿Por qué preguntas?

─Pues, porque veo que se dan golpes hasta sacarse sangre y se ponen bien feos. Quiere decir que se odian mucho y por eso no debe ser un deporte. Se supone que los deportes son para divertirse, ¿no?

─Creo que tienes razón.



Otra vez me he quedado sin palabras.



¿Qué aprendí de esto?

Los niños tienen una óptica muy distinta a la de los adultos y evidentemente debemos estar más pendientes a lo que los exponemos. A mí me ha quedado muy claro que no veré más boxeo frente a ella. Y ustedes, ¿qué opinan?

martes, 24 de abril de 2012

Una aventura llamada vida


¿No les ha pasado alguna vez que logran una foto tan bella que no dejan de verla? La miran y la miran y la vuelven a mirar. Cada vez les gusta más. Encuentran detalles, etc., etc.  . Pues a mí me ha pasado con una en particular.

Estábamos tomando unas mini vacaciones y decidimos hacer turismo interno. Pasamos unos días en el suroeste de la isla, en Cabo Rojo, para ser más específico. Al segundo día salimos del hotel a dar un paseo y decidimos visitar el faro que estaba cerca de la hospedería.

Como es normal, comencé a tirar fotos de todo lo que veía a mí alrededor. Los chicos se nos adelantaron y les tiré una  foto.  Al regresar al hotel me puse a repasarlas y de todas  esta llamó mi atención y quedé encantado. No dejaba de observarla. Me fijé en cada detalle y hasta le busqué un significado, que a continuación les voy a compartir:


© 2012-Carlos Torres
El Faro significa la luz que les muestra el camino, que a su vez es la vida, pero ese camino está lleno de piedras, que representan las dificultades que enfrentarán. No todo es fácil, ¿verdad? .  Ambos caminan hacia adelante  sin mirar atrás. Uno al lado del otro, apoyándose, dándose la mano cuando uno o el otro se tropiece. A medida que avancen, las nubes grises irán desapareciendo y el día mejorará.

Finalmente estamos mi esposa y yo, justo detrás de ellos observando con gran satisfacción como los hemos encaminado en esta aventura llamada vida.

viernes, 13 de abril de 2012

Papá ¿Él es gay en la vida real?


Hace unos días fui a un concierto de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico y el día antes pasé por el Centro de Bellas Artes de Santurce a recoger mis boletos. Andaba con mi hija, quien estaba emocionada porque vería a su amigo Diego, de 12 años, tocar el chelo junto al chelista principal de la Sinfónica.

Pasamos por la boletería, me entregaron mis boletos y ¡listo!, nos fuimos.

Una vez en el estacionamiento, justo cuando vamos a abordar el carro, escucho mi nombre. Al voltear me encuentro con un ex-compañero de trabajo de Radio Isla y comenzamos a dialogar.

─”¿En qué estás trabajando aquí?”, pregunté.
─”Estoy haciendo la obra ‘Feliz cumpleaños, señor senador’”, contestó.

La nena nos interrumpe con un:

─”Permisooo, ¿tú eres actor?
─”Sí mamita”
─”¿Y en esa obra hay niños?
─”No, es para adultos”
”¿Y por qué no es para niños?”

Aquí, el individuo me lanza una mirada de “rescátame” y para no poner al pobre en apuros me despido y me marcho.

Una vez en el auto, la niña me dice:

─”Papi, ¿él es famoso?”
─”Sí, es famoso”
─”¿Ha salido en películas?
─”No lo sé. Pero tenía un programa de televisión, uno de radio y es actor de teatro”
─”Pues búscalo en Youtube para verlo”

Comienzo la búsqueda y no hallo un vídeo de buena calidad donde ella lo pueda ver bien. Finalmente encuentro fotos, pero las mismas son de un personaje que él hacía de gay. Se las muestro y me dice:

─”Papá, ¿él es gay en la vida real?

Yo, con mucha tranquilidad le contesto que sí. A lo que ella, con cara de confusión dice:

─”No entiendo. ¿Cuán difícil puede ser hacer el papel de algo que eres? Si es gay en la vida real, porqué hace un papel de gay. Eso no debe ser difícil.

Jajaja. De verdad que esta chica se las trae.